Páginas vistas en total

lunes, 29 de noviembre de 2010

María Teresa Andruetto

A lo largo de años he comprobado, en mi recorrido por diversas instituciones educativas del sistema formal y otras de espacios no formales, cómo los docentes que pasaron por el Postitulo de Literatura Infantil y Juvenil de CEPA multiplican en sus lugares de trabajo -las escuelas publicas de la ciudad de Buenos Aires- lo aprendido en miles de alumnos que cada año se benefician de los saberes y prácticas sobre libros, lectura, escritura creativa, literatura infantil. Lo cual da, a lo largo de estos años de existencia del postitulo, una proyeccion imposible de mensurar y un rendimiento economico fenomenal al dinero y a los recursos que en ese postitulo invierte el gobierno de la ciudad, ya que con poco dinero se han obtenido enormes beneficios para muchos ciudadanos. Si se cierra un espacio de formacion/especializacion pública a docentes, se obtura también el desarrollo de miles de estudiantes de cientos de escuelas publicas. Son los ciudadanos quienes pagan esos gastos, porque quieren que sus hijos tengan maestros y profesores de la mejor calidad. El gobierno de la ciudad, debiera pensar que, incluso como estrategia politica, es importante llevar adelante capacitaciones de la mayor calidad sin costo para los docentes de escuelas publicas.

No hay comentarios: